A las orillas del Río Arno

por Emiliano Rodríguez Briceño
0 comentario

El río Arno es un río de Italia que discurre por la región de la Toscana. Nace a 1385 m s. n. m. de altura en el monte Falterona, en los Apeninos, y desemboca en Pisa, en el mar de Liguria tras 241 km de curso y 8228 km² de cuenca. Atraviesa las ciudades de Florencia y Pisa.

Junto al Arno

Sus riberas son pintorescas y sobre el río hay numerosos puentes de gran notoriedad y valor artístico, entre ellos el:

Ponte Vecchio de Florencia

Ponte Vecchio en la noche

El Ponte Vecchio es un puente medieval sobre el río Arno en Florencia (Italia). Es un símbolo de la ciudad y uno de los puentes más famosos del mundo, uno de los pocos puentes habitados que se conservan. Atraviesa el río Arno en su punto más estrecho.

El puente se sostiene sobre tres arcos; el principal tiene una luz de 30 metros y los otros dos de 27 metros. El alzado de los arcos varía entre 3,5 y 4,4 metros.

Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial; según la leyenda, porque en el puente había exención de impuestos. Los comerciantes eran autorizados antiguamente a mostrar sus mercancías sobre mesas, por el Bargello (una especie de magistrado comunal). Se cree además que el término Bancarrota se originó en este puente, debido a que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas, su mesa o puesto para la venta, era rota por los soldados: banco+rotto, bancarrota. Al no disponer ya de una mesa el comerciante no podía vender sus mercancías.

Al comienzo, los comerciantes alineaban sus tenderetes (“botteghe”) a ambos lados del puente. Pero en 1495, la ciudad, que era la dueña y arrendadora de las tiendas a los comerciantes, se vio obligada a vender las parcelas, por razones económicas. A partir de entonces, las tiendas comenzaron a agrandarse y se multiplicaron los voladizos sobre el río, que hoy configuran la imagen del puente.​

Durante la Segunda Guerra Mundial, a diferencia de todos los demás puentes de Florencia, el Ponte Vecchio no fue destruido por los alemanes durante su retirada el 4 de agosto de 1944. Según la tradición esto se debió a una orden expresa de Hitler. Sin embargo, su acceso quedó obstruido debido a la destrucción de los edificios a ambos lados del puente.

Te puede interesar

Deja un comentario